Agua subterránea

    Buena por naturaleza

    El agua subterránea de unos 200 pozos del Donauried y de los pozos profundos en Burgberg se puede suministrar directamente como agua potable por su buena calidad, solo una parte se descalcifica en una planta de descarbonización en la central de abastecimiento de agua de Langenau. No obstante, los accidentes o rastros de microcontaminantes pueden reducir en gran medida el uso del agua subterránea para el suministro público de agua potable. Para estar bien preparados en cualquier momento ante posibles situaciones, la empresa de abastecimiento de agua potable de la región, denominada Landeswasserversorgung, puso en marcha en el año 2014 una planta de filtrado de agua subterránea en la central de abastecimiento de agua de Langenau.

    El agua de manantial de la fuente de Buchbrunnen tiene por naturaleza una muy buena calidad. Solo después de fuertes e intensas precipitaciones y durante el deshielo se produce el enturbiamiento mineral del agua de manantial. Con la construcción de la autopista federal A7 a través de la zona de protección de las aguas de la fuente de Buchbrunnen se tuvieron que ampliar desde el año 1982 hasta el año 1984 las plantas de tratamiento en la central de abastecimiento de agua de Egau para la seguridad preventiva de la calidad del agua potable.

    Totalmente natural –
    el agua subterránea del Donauried casi siempre tiene calidad de agua potable